Honro hoy, la vida y las familias de quienes han perdido la batalla frente al covid-19. Esta difícil enfermedad deja en evidencia la vulnerabilidad humana y nuestra temporalidad. 
 
En el proceso de enfrentar una crisis causada por covid-19,  tengo la oportunidad de agradecer a quienes se unieron en lazos de oración por mi salud, a los médicos que han hecho un gran esfuerzo por mi recuperación, a mi familia por sus cuidados, amor y dedicación y, a todos mis amigos, quienes en la cercanía y en la distancia creen en mi y son mi apoyo.
Con la bendición de Dios pude  superar los momentos más críticos de la enfermedad y en los próximos meses continuar en un proceso de recuperación física y respiratoria para poder estar en plenitud y seguir trabajando por mi Departamento. 
 
Expreso mi agradecimiento de manera directa a mi amigo, Gobernador Doctor Jhon Rojas Cabrera, por comprender la situación y aceptar mi renuncia al cargo, decisión que me fue difícil tomar. Juntos recorrimos el departamento, unimos visiones y trabajamos de manera incansable para que hoy su liderazgo demarque el camino del Nariño del futuro. Un Nariño resiliente que con fortaleza  enfrentará  los retos venideros.  
 
VER TEXTO COMPLETO